que opinas del chupeteCuando me quede embarazada me volví una experta en buscar información en Google . Una de mis búsquedas fue relacionada con el chupete.

El chupete es tu amigo o tu enemigo.

Tras mucho leer lo tenía claro (ingenua de mi…), el chupete era mi enemigo. Había múltiples motivos para ello, pero lo más importante para mi era que interfería en la lactancia y yo quería que esta fuese lo mejor posible.

No podría decirte la de veces que me preguntaron durante las primeras semanas de vida de mi renacuajo cada vez que se ponía a llorar, si no le daba chupete. Y la de caras raras y respuestas impertinentes que me toco “tragar” cada vez que decía que no, estaba claro que debía ser un bicho raro porque casi nadie me entendía.

Como me insistían tanto en lo equivocada que estaba y en lo buenos y útiles que eran los chupetes, por si las moscas y no fuese a ser que tuvieran razón y lo necesitase, me hice con 2 o 3 modelos distintos (los tipos de chupete que hay dan por lo menos para una entrada exlusivamente para ellos…).

se me cae el chupete

Y efectivamente ese día llegó… Debían ser las 4 o 5 de la mañana y mi renacuajo lloraba de manera desconsolada; nos habían dicho que tenía cólicos ( aunque ahora con el paso de los meses creo que eran gases, mi hijo muy pudoroso él, no podía tirarse pedetes) y nada lo consolaba. Era imposible calmarle, lo había probado todo, y entonces me acordé del chupete ¿que podía perder? Tenía que probarlo, porque lo mas importante era que él pudiera relajarse y dormir un poco…

Abrí todos los que tenía por casa y no hubo manera, los escupía todos con una cara de asco que aún no le había visto nunca. Por un lado me alegre, porque eso afianzaba mi teoría de que mi peque no iba a usar chupete ( ahora ya, porque él no quería), pero por otro seguía llorando sin consuelo lo que me partía el alma.

Pasaron los días y me olvide del tema chupete, aunque previsora de mi siempre llevaba alguno en la bolsa del carro que mas vale prevenir que curar…y de nuevo pasó…

En medio de la calle y sin saber porqué, empezó el llanto inconsolable (ahora ya sé que era porque a mi peque le cuesta mucho dormirse y estaba agotado,pero era incapaz de cerrar el ojo) que intentase lo que intentase no paraba. Yo estaba con una amiga mía, mamá de 2 niños y me pregunto por el chupete, mi respuesta automática fue que mi hijo no quería chupete pero ella me insistió en intentarlo y allá que fue. Tan solo tuvo que sujetárselo unos segundos y mi renacuajo empezó a succionar, entre eso y el movimiento del carrito en menos de un minuto ya estaba completamente dormido.

mi bebe con chupete

Ahora el chupete es nuestro amigo.

Desde entonces mi hijo usa chupete cuando el quiere, que suele ser para dormir y cuando está nervioso por algo, el resto del tiempo le gusta mucho jugar con él y cuando empezó a cogerlo él solo y a llevárselo a la boca se lo pasaba pipa intentando encestar. Ahora que empieza a estar con los dientes, también le gusta usarlo de mordedor, pero lo más importante de todo no es si usa o no chupete, si no que me di cuenta de que no se debe demonizar algo de antemano.

Cada bebé es diferente, algunos usan chupetes y otros no, pero pensar que algo es bueno o malo solo por lo que leemos o nos dicen no tiene sentido, debemos seguir nuestro instinto y aprender a escuchar a nuestros peques.

¿ Tu hijo usa chupete? ¿Se lo diste desde el principio o esperaste un poco para dárselo? Para mi ahora son hasta un complemento, los hay tan bonitos que tengo que tener cuidado para no juntarme con un montón de ellos en casa.

5 Comments on ¿El chupete es tu amigo o tu enemigo?

  1. Regina
    19 Julio, 2015 at 15:44 (2 años ago)

    Con mi hija (la 1a) también era un poco reacia a darle chupete no se lo compré hasta pasado unas semanas de nacer (4-5) . Hasta que ví que no era tan malo y que no me afectaba en la lactancia . Con mi hijo lo utilicé desde el minuto cero prácticamente. Aunque mamaba mucho y se dormía con el pecho, en ocasiones lo utilizaba para que se tranquilizase sin mi pecho ya que no me lo podía dejar siempre ahí.
    Pues eso, sí al chupete.
    Besos.

    Responder
    • Un cachito de mi (Lorena)
      19 Julio, 2015 at 16:18 (2 años ago)

      El mio lo de la teta como chupete no te creas que le gusta mucho… solo se queda dormido en el pecho por la noche que como pide de comer sopilla pues no se despierta 🙂
      Y ahora le encanta jugar con el chupete, se lo pone, se lo quita, lo escupe y se parte de la risa 😀

      Responder
  2. Mamá de Noé
    25 Octubre, 2015 at 21:53 (2 años ago)

    Hola!
    Yo opinaba como tú. Al principio no le ofrecí el chupete,para que no interfiriera en la lactancia básicamente, pero luego no hubo manera de que lo aceptara.
    Probamos todas las marcas, formas y materiales, pero nada…Asique…17 meses después con la teta para todo. ?

    Responder
    • Un cachito de mi (Lorena)
      28 Octubre, 2015 at 14:06 (2 años ago)

      Como te entiendo.. nosotros ahora estamos pasando una fase de rechazo al chupete y por las noches le calmaba mucho, así que ahora tocan desvelos o usar la teta de chupete.
      Llevamos unos días que empieza a usarlo de juguete a ver si se decide y vuelve a usarlo para dormir que le hacía muco bien 🙂

      Responder

1Pingbacks & Trackbacks on ¿El chupete es tu amigo o tu enemigo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *