momentos únicos en la maternidadDurante el embarazo y luego en la maternidad hay momentos muy especiales, pero sin duda hay algunos únicos. Cada madre y cada padre tiene los suyos y no tienen porque ser los mismos que los de otros padres.

Yo con menos de un año que tiene mi peque ya tengo una lista interminable de momentos, pero hay algunos que sin duda son más especiales que otros, o por lo menos han quedado grabados en mi mente quiere saber cuáles son.

La primera vez que oí su corazón.

Yo venía de un aborto previo así cuando vi el positivo estaba muy contenta, pero la vez tenía un poco de miedo; el ginecólogo que tenía que momento me pidió varias beta para ver que todo iba bien; pero entre analítica de analítica empecé a manchar un poco y nos fuimos directos a urgencias.

Tenía muchísimo miedo lo que me podían decir, pero entonces lo oí. Latía con tanta fuerza que se me saltaron las lágrimas. Sí, era una consulta fría urgencias pero aquel sonido la iluminó inmediatamente.patadas de bebe

Sus primeras patadas.

Fueron justo como yo me imaginaba que serían,  muchas personas dicen que son como mariposas en el estómago y yo creo que se parece más a cuando te dan una tobita en el brazo. Imagínate que una única palomita hace pop dentro de ti, eso es justo lo que yo sentí pop; y eso no puede expresarse con palabras.

Cuando le vi por primera vez.

Recuerdo absolutamente todo el día de mi parto, cuando mi amiga y ginecóloga me dijo venga Lorena ahora a empujar y recuerdo cuando le pusieron sobre mi  por primera vez, después estuvimos separados 10 minutos que para mi fueron eternos y cuando por fin le volví a ver que le puse sobre mi pecho, como trepaba…

Uf eso es indescriptible, nuestros primeros minutos juntos cuando le miraba le besaba y no podía evitar llorar de la felicidad.sonrisas que iluminan el día

Su primera carcajada.

Mi hijo fue muy expresivo desde que nació pero es la primera vez que le oí y reír fue increíble. Estábamos solos en casa y él estaba tumbado en la manta de actividades ,entonces no se porque, me puse a hablarle con una voz rara y de repente rompió a carcajada limpia.

Ya hago la croqueta

Empezó pronto hacer media croqueta, cuando estaba tumbado boca arriba pasaba tumbarse bocabajo, pero no era capaz de hacerlo al revés, sin duda fue uno de sus mayores descubrimientos cuando por fin aprendió a hacer la croqueta entera.

Giraba y giraba sin parar, una y otra vez.

Iba de una punta a otra de la cama en medio segundo y en más de una ocasión nos dio un buen susto cuando de la energía hasta tiraba la barrera hecha con los cojines y las almohadas y se daba un coscorrón en el suelo.

Coscorrón que parecía dolernos más a nosotros que a él que enseguida estaba riéndose de nuevo.BLW ALIMENTACION COMPLEMENTARIA A DEMANDA

Descubriendo nuevos alimentos

Nosotros hemos disfrutado de una lactancia maravillosa, de hecho aún disfrutamos de ella por la noche, pero el día que mi hijo empezó a conocer los alimentos sólidos de verdad que sólo ver su cara merecía la pena.

Los primeros alimentos que tomó mi hijo fueron frutas empieza, la naranja no le gustaba nada ponía cara como si estuviese muy ácida pero no dejaba de llevársela a boca; por la nectarina y la paraguaya era pasión lo que tenía, se ponía nervioso nada más verlas.

Y aún hoy en día me sigo enamorando cada vez que se le ilumina la cara con un alimento nuevo, la cara de ilusión que pone y las ganas que tiene de probarlo.

La primera vez que dijo mamá.

Tuve mucha suerte porque David empezó a decir mamá muy pronto, yo creo que no era consciente de lo que decía pero fueron sus primeras sílabas. Le decía sobre todo cuando se enfadaba y lloraba pero yo me hinchaba cada vez que le oía, después han venido más palabras y más sílaba sobre todo.

Y me muero de ganas de oírle decir su primera frasecita, pero todo llegará…ponerse de pie solo

Ya me pongo de pie.

Ya hacía un tiempo que cuando le cogías de las manos el hacía fuerza y se ponía de pie, pero recuerda como si fuese ayer un día que estaba fregando los cacharros en la cocina le quite el ojo de encima cinco segundos y cuando me giré se había puesto de pie solito apoyándose en la trona, y como yo casi no soy llorona me puse llorar de la alegría y a comerle a besos.

Y junto a estos podría contarte muchos más, pero cada uno de estos ha quedado marcado en mi mente para siempre.

Y todos los que quedan por venir y que estamos viviendo…su primeras navidades, su primer cumpleaños, su primer día de guardería, sus primeros pasos…

¿Qué momentos han quedado grabados en tu mente de los primeros meses de vida de tu hijo? Seguro que tienes alguna anécdota con la que aún sonríes cuando la recuerdas.

¡Compártela con nosotros!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *