mi parto inducidoCada parto es diferente pero por lo menos a mi cuando estaba embarazada me gustaba leer la experiencia de otras madres,  ya que aunque el parto en si no me daba miedo, si estaba un poco asustada por el tema del dolor.

Lo malo de Internet es que las personas tendemos a contar más veces las experiencias negativas que las positivas,  lo cual me parece un error; ese es otro de los motivos por el que quiero compartir como fue mi parto contigo y durante los próximos meses cada mes te presentaré a una madre real, como tú y como yo, que contará como fue su parto en una pequeña entrevista, intentando ver el lado positivo hasta de la situación más complicada.

El miedo del parto inducido

Sobre mi: Cuando me decidí a buscar mi primer embarazo tenía 31 años (32 cuando nació David), siempre había querido ser madre joven y bueno no puedo decir que fuese mayor, pero si algo más de lo que me habría gustado. Di a luz en el Hospital Monteprincipe de Madrid, fue un parto inducido y al contrario de lo que muchas personas piensan no por ello acabó en cesárea.

Semanas de embarazo: Di a luz estando de 38 semanas, 2 antes de que mi embarazo llegara a término pero por lo menos 2 antes de dar a luz, mi ginecóloga ya me había comentado que tenía poco liquido amniótico y que probablemente hubiese que inducir el parto.

Cómo preparaste tu parto: La verdad es que no pensé mucho en como quería que fuera mi parto, no preparé plan de parto ni nada, decidí tener confianza en mi médico, sabía que ella no haría nada que no fuese lo mejor para mi, así que en mi caso  opté por confiar y no me equivoqué.

Como querías que fuera tu parto: Lo único en lo que pensaba es que no quería una cesárea, sobre todo porque tienes que esperar (o te recomiendan esperar) al menos 2 años para el siguiente embarazo y yo siempre he querido que mis hijos se lleven poco tiempo entre ellos.

monitorizacion en el parto

Como fue tu parto: El miércoles anterior a dar a luz mi ginecólogo me practico la maniora Hamilton ( de la cual me informó en todo momento y a la que yo acepté) para intentar que me pusiera de parto por mi misma durante el fin de semana y no llegar al parto inducido pero no hubo suerte, así que el lunes 9 de Febrero mi marido y yo nos fuimos bien temprano al Hospital Monteprincipe de Madrid para conocer a nuestro hijo.

Una vez que me asignaron habitación me preguntaron si quería enema y rasurado, como yo con los nervios vacio bastante bien, tan solo me rasuré la zona por si durante el parto había desgarro o me tenían que hacer una episiotomía que los pelillos no estorbasen.

Tengo que decir que si bien no llegué de parto al hospital estaba dilata de casi 2,5 cm ( el miércoles anterior estaba de algo menos si no recuerdo mal); una vez lista lo primero que me hicieron fue romperme la bolsa. Había una chica haciendo la residencia (imagino) que lo intentó un par de veces pero no era capaz así que finalmente lo hizo la matrona. No fue nada doloroso, pero la sensación mientras cae el liquido es literalmente como si te hiciese spis encima y eso tumbada, pues imagínate…

parto natural

Llegó el momento de empezar con la Oxitocina para provocar el parto y me monitorizaron de manera continua con bandas en la tripa. Al poco de empezar, yo aún no notaba casi ni las contracciones aquello empezó a pitar y vinieron corriendo, por lo visto mi peque no reaccionaba bien a las contracciones y tuvieron que frenar las contracciones, para volver a empezar al rato mucho más lentamente . Mi peque solo me dejaba estar recostada del lado izquierdo porque si me cambiaba de lado no le gustaba y la cosa se torcía así que estuve casi todo el parto de ese lado; debido a que mi bebe no estaba reaccionando bien me monitorizaron interna, pero ni lo noté, eso si ya no te puedes mover de la cama y si tienes que hacer pis es en una cuña.

Dicen que las contracciones con Oxitocina son mucho más dolorosas que las normales, yo las viví de la siguiente manera:

  • al principio no las notaba,
  • luego empecé notar como calambres y me entraban ganas de hacer pis, así que me dio por reírme de la vergüenza por si me hacía pis encima
  • poco a poco empecé a notarlas más
  • Y cuando ya eran bastante seguidas y algo molestas pedí la epidural
  • Tras la epidural se acabó el dolor.

Yo tenía claro que si me dolía quería epidural y de lo que me arrepentí fue de no haberla pedido un poco antes, ya que no te la ponen cuando tu la pides si no cuando hay un hueco en el quirófano para ponértela y en  mi caso pasé de no notar casi las contracciones a que dolieran bastante.

Lo más importante es respetar todas las opciones porque a cada madre le gustaría vivir su parto de una manera.

La epidural no me dolió absolutamente nada cuando me la pusieron, si lo notas, pero no más que otro pinchazo, excepto en un momento que te avisan que te va a picar un poco y así es.

Durante todo el día me hicieron varios tactos para ver como iba la cosa, y de ir bastante despacio a arrancar fue un visto y no visto de los 5 cm a los 9 cm pase en menos de 1 hora. Mi “problema” fue que a mi hijo no le gustaba que metiesen mano y la ultima vez que lo hicieron le bajo mucho el pulso y me tuvieron que subir corriendo al quirofano.

Recuerdo aquellos minutos con nerviosismo, sabía que algo no iba bien, pero no quería ni preguntar… Cuando llegué al quirófano me monitorizaron de nuevo y mi bebé había recuperado el pulso correcto (ahí me enteré de que el problema fue que le había bajado mucho) así que llegó el momento de empujar con un poco de prisa ya que no querían arriesgarse a que le volviese a bajar el pulso.

un cachito de mi, david

Para que naciera pronto mi parto fue con ventosa, pero chicas mi hijo nació perfecto en menos de 10 minutos y sin un solo punto, tan solo algún pequeño desgarro interno para el que apenas necesité puntos.

Como veis un parto inducido no tiene porque ser traumático, lo que debe ser es inducido por algún motivo médico como fue mi caso, pero si te dicen que tienen que inducírtelo no te asustes todo va a ir bien, pronto tendrás a tu hijo entre tus brazos y se te olvidará todo.

¿Quieres compartir con mis lectores como fue tu parto? ¿Contar tu experiencia desde un lado positivo? No dudes en escribirme a hola@uncachitodemi.es o escríbeme en el formulario de contacto

¡Estamos deseando conocer tu historia!

2Pingbacks & Trackbacks on Mi parto, un parto inducido

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *