Sasíndrome del nidoDicen que sobre todo las madres primerizas sufren el llamado “Síndrome del Nido”, pero tengo que decirte que no es cierto…Yo con David no sufrí esa necesidad imperiosa de limpiar y recoger ( que se lo digan a mi marido…jejejeje).

Sin embargo si me he vuelto más maniática ahora y con el paso de los meses, así que no sé porque me parece que con el bebé que viene es posible que lo sufra y miedo me da… Porque yo cuando cojo una manía, la cojo en toda regla.

¿Qué es el síndrome del nido?

Los síntomas del síndrome del nido son inconfundibles, mayoritariamente empieza de madrugada causado por el insomnio que muchas embarazadas sufren en los últimos meses, pero cualquier hora es buena.

Es esa necesidad de ordenar, limpiar e incluso decorar compulsivamente. En ocasiones se hace con premeditación, pero la mayoría de  las veces vemos algo en casa que de repente nos pone en On el interruptor Síndrome del nido.que es el síndrome del nido

A cada madre le suele dar por una cosa, algunas por barrer a todas horas, otras por ponerse a hacer ropa para el bebé que viene en camino, también preparar tu casa para los días que no estés en condiciones y de repente te encuentras con que no te cabe toda la comida que has hecho en el congelador…

Si te suena de lo que hablo, no pienses que eres una psicótica, que las hormonas no te dejan ser tu misma, porque hay estudios que afirman que el Síndrome del Nido “es un mecanismo ancestral e innato que lleva a las mujeres a preparar el entorno para la llegada de su hijo y que así tenga un ambiente seguro”.

¿Que problemas tiene el Síndrome del Nido?

Problemas en si no tiene ninguno, pero si que tienes que tener algunas precauciones, ya que aunque tú te vas a sentir llena de energía y con ganas de hacer y hacer sin parar, esa sobre actividad puede pasarte factura.

Piensa que seguramente ya estarás de más de 32 semanas, tu peque está a punto de llegar y tu cuerpo necesita hacer otras cosas que no sean limpiar como pasear tranquilamente, oír música… en conclusión relajarte.superar el síndrome del nido

Si crees que tu afán de limpiar se está convirtiendo en una obsesión, intenta pensar si realmente sirve de algo que limpies todos los días la habitación del bebé o cambiar de sitio una y otra vez la cuna del peque porque no estás segura de si la distribución de su habitación es la perfecta.

Tienes que tener 2 limites muy claros tu propia seguridad, no es recomendable pasarte el día subida a una escalera para limpiar los altos de la cocina con un tripón, y el cansancio, nunca lleves tu cuerpo al limite.

¿Tú sufriste o estas sufriendo el Síndrome del Nido? ¿Y tu marido? Eso es algo que me llama mucho la atención que parece ser un síndrome exclusivo de las mujeres, aunque imagino que si tu pareja es maniática del orden con la llegada del bebé es posible que eso se acentúe más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *