historia de un parto realHoy estrenamos por fin la sección “Partos Reales”, donde una vez al mes una mamá compartirá con nosotros como fue su parto. Sé que no hay dos partos iguales, pero cuando yo me quedé embarazada conocer experiencias reales fue algo que eché mucho de menos.

Conocer la experiencia de otra mamá a mi me daba paz y me ayudaba a perder el miedo al parto.

Hoy está con nosotros Almudena, su espiritualidad le dio fuerzas para aguantar un parto de 30 horas.

30 horas de parto y casi todas sin epidural.

Almudena es historiadora y periodista. Le gusta decir que estudió historia para comprender y periodismo para poder explicar. Pero muchas cosas seguían sin respuesta y como buscadora me adentró en el mundo del desarrollo personal.

Primero como comunicadora pero finalmente se adentró de lleno y tras varios años formándose comenzó a realizar cursos, talleres y sesiones individuales, centrándome en los últimos años especialmente en la feminidad sagrada.

Hace círculos de mujeres una vez al mes y es la autora de un libro chakras: 7 estados de conciencia.

Actualmente compagina la crianza de su hijo Aimar de 6 meses con su proyecto Hoy todo en caja. Que son cajas de experiencia para el alma, para que la gente pueda llevarse a casa los beneficios de los talleres y meditaciones y disfrutarlo cuando quiera.

Sobre mí: Mi nombre es Almudena Martín tengo 37 años y tuve a mi bebe con 36, pero me quede embarazada a los 35. Nunca había pensado una edad concreta para tener un bebé pero si sentía que ese era el momento.

Quería un parto natural, sin epidural y poco intervenido.

Llevábamos intentándolo desde primeros de febrero y hasta noviembre no me quede, casi 10 meses de búsqueda.un parto de 30 horas

Los meses que tarde en quedarme fueron un poco frustrantes, al final me impacientaba ya bastante. Entonces un mes me empecé a notar rara, con las emociones a flor de piel, intuí que podía estar embarazada. Me hice el  predictor sin tener ningún retraso y ahí estaba el positivo.

El embarazo fue un poco estresante porque tuve vasa previa y me dijeron varias veces que teníamos riesgo de desangrarnos. Afortunadamente al final del embarazo se corrigió solo.

Inicialmente pensé en dar a luz en el hospital de Torrejón, para hacerlo en el agua, pero tras pensarlo cambié de idea. Di a luz en el 12 de Octubre, porque estaba al lado de mi casa y fue una buena elección.

Semanas de embarazo: El bebe nació por inducción en la semana 41+3.  El día que yo salía de cuentas falleció mi abuela con la que estaba muy unida.

No me ponía de parto y aunque no me encantaba la idea de una inducción finalmente así fue. Tenía su parte buena, mi marido es músico y en julio trabaja mucho, pero al saber el día pudo estar.

Un parto de 30 horas hasta que vi a mi hijo.

Cómo preparaste tu parto: Me preparé con una Doula y también hice la preparación al parto en el hospital, que fue muy buena. Hice el plan de parto con mi marido. Además yo hago círculos de mujeres de feminidad sagrada y eso preparo mucho mi pelvis para empujar.

Como querías que fuera tu parto: Totalmente natural, sin epidural y con poca intervención.

Como fue tu parto: Fue un parto inducido de 30 horas. Lo mejor del parto fue que mi bebe estuvo monitorizado en todo momento y saber que estaba bien me dio mucha paz.

Me acompaño mi marido que hizo un papelón, sin él no habría sido igual. Llevábamos una selección musical para escuchar, algunas de las canciones de esa lista calmaban mucho al bebe nada más nacer.

Al principio controlaba bastante bien las contracciones, pero se hicieron más y más dolorosas. Me dijeron varias veces que me pusiera la epidural pero me negué  durante las 17 primeras horas.parto muy largo

Me pusieron calor, una pelota de pilates, todas las opciones posibles para sobrellevar el dolor.

El anestesista volvió a hablar conmigo cuando estaba desencajada de dolor. Me explico muy bien que la epidural no tenía ninguna consecuencia para el bebe.

Elegí el Hospital 12 de Octubre porque estaba cerca de mi casa. Fue una gran elección.

Decidí que ya que me habían puesto la oxitocina y me habían roto la bolsa, lo mejor era que dejase de sufrir el dolor.

Inicialmente intenté negarme a la rotura de la bolsa, pero me convencieron de que si había firmado la inducción tenía que seguir el protocolo.

Ponerme la epidural fue una decisión buenísima, aunque hubo problemas con el catéter y hubo que volver a ponerla. A demás después se me salió la vía sin que se dieran cuenta ni las enfermeras ni yo. Justo me quede sin ella en el momento de máximo dolor.

Me dolía tanto que creía que se me paraba el corazón, y pedí que me la pusieran de nuevo. Vinieron 7 personas a convencerme de que no merecía la pena, era el momento de empujar. Yo no quería empujar en ese estado, no quería que el recuerdo del nacimiento de mi niño fuera tan horroroso y me negué. Me amenazaron con la cesárea y varias matronas me comentaron que sus partos habían sido sin epidural y ahí estaban.

Hoy tiene 9 meses y es mi amor.parto largo

Afortunadamente vino una Ginecóloga, dijo que el bebe estaba bien y que no había necesidad de que yo estuviese así.  Cuando llegó por fin la anestesista, vio que llevaba horas sin epidural y no se había dado cuenta nadie. Todo el mundo desapareció… Hubiera estado genial que en vez de juzgarme hubieran mirado porque estaba tan mal, De hecho se habían dejado una cuña puesta horas antes y yo no la había ni notado del dolor extremo.

Una vez que me pusieron bien la epidural el parto fue genial.  El expulsivo duro mucho porque el bebe avanzaba pero la placenta le tiraba para atrás estaba muy enganchada arriba.

Cuando ya terminó todo me dijeron que habían visto a pocas mujeres empujar de esa manera. Me pusieron un espejo al final del parto y cuando le vi la cabecita en dos empujones salió.

En el alumbramiento perdí mucha sangre y tuvieron que poner al bebe con mi marido un momento para reanimarme. Tras eso ya pude estar con mi hijo todo el tiempo piel con piel que se engancho al pecho genial.

¿Quieres compartir con mis lectores como fue tu parto? ¿Contar tu experiencia desde un lado positivo? No dudes en escribirme a hola@uncachitodemi.es o escríbeme en el formulario de contacto.

¡Estamos deseando conocer tu historia!

1 Comment on Un parto de 30 horas

  1. Carla
    19 abril, 2017 at 14:03 (7 meses ago)

    Muy valiente para intentar un primer parto sin anestesia. Yo no me atreví la primera vez, sí pedí la epidural. La segunda vez no hubo tiempo de ponérmela, ya estaba dilatada totalmente cuando llegué a la clinica, y la tercera vez decidí por voluntad propia no recibir anestesia. Ahora, después de 3 hijos, puedo decir que cada parto duele menos!. Saludos.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *